LA HABANA, 18 de diciembre de 2019 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Promotores de Cuba Decide:

Manifestantes exigen la liberación de José Daniel Ferrer

Hace más de 75 días que José Daniel Ferrer, fundador de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y líder destacado de la iniciativa ciudadana Cuba Decide, desapareció. Fue detenido arbitrariamente por el régimen cubano y todavía continúa preso, sometido a tortura. Las autoridades han fabricado cargos criminales en su contra como suelen hacer para intentar evadir la condena internacional por mantener presos políticos. Los tratos son tan crueles e inhumanos que Ferrer comenzó una huelga de hambre para protegerse de ingerir los alimentos putrefactos y las drogas que a menudo contienen las comidas que le proporcionan en prisión. La última vez que pudieron verlo fue hace casi un mes. Tal como declaró el Departamento de Estado de los Estados Unidos, se trata de una «flagrante violación de los derechos humanos«. El Parlamento Europeo también ha condenado la detención arbitraria de Ferrer.

Este arresto en particular forma parte de la ola represiva que se está intensificando en Cuba en estos momentos. Las voces que reclaman Libertad y Democracia en la Isla son cada vez más numerosas, y el gobierno cubano les teme.

El regimen cubano ha tenido una amplia participación en el respaldo y, en muchos casos, en ayudar a instalar gobiernos autoritarios en toda América Latina, incluidas naciones como Venezuela y Bolivia. Sin embargo, los bolivianos se han manifestado recientemente y han cesado la permanencia fraudulenta de Evo Morales en la presidencia, así como las marchas en Venezuela están exigiendo la destitución de Maduro y, dentro de Cuba, el pueblo también pide recuperar su voz. Ferrer es uno de esos cubanos.

Sin embargo, la dictadura cubana ha perfeccionado cómo silenciar al pueblo a través de tácticas de miedo y represión. Ferrer, que ha sido un vocero de la democracia en la isla, ha experimentado esas tácticas con anterioridad.

En el 2003, Ferrer fue encarcelado durante ocho años en lo que se conoció después como la Primavera Negra, cuando el Estado arrasó encarcelando a 75 disidentes, entre ellos 29 periodistas y medio centenar de líderes del Proyecto Varela, una iniciativa democrática dirigida por Oswaldo Payá en Cuba, que entregó más de 35,000 firmas para un cambio en Cuba.

Ferrer se refirió a esa década en prisión como un tiempo de «terror constante«. La hija de Oswaldo Payá, Rosa María Payá, a su vez activista y fundadora de Cuba Decide (la plataforma que en la actualidad trabaja por la libertad en Cuba y el derecho de los cubanos a decidir por sí mismos a través del voto libre), había dialogado con Ferrer en los meses previos a su encarcelamiento este octubre. «Era obvio en nuestras conversaciones», dijo Rosa María Payá, «que Ferrer sentía que el regimen estaba recrudeciendo el cerco a su alrededor y contra nuestro movimiento, de la misma manera que lo hicieron al desatar la Primavera Negra«. Payá solicitó a la CIDH intervenir ante el regimen cubano retomando la medida cutelar otorgada en beneficio de Jose Danie Ferrer desde hace 7 años. La CIDH respondió urgiendo al estado cubano a garantizar la vida de Ferrer.

La ocasión que a la familia de Ferrer se le permitió verlo en prisión, era evidente que lo habían golpeado. Su esposa, la doctora Nelva Ortega Tamayo, denunció que Ferrer había perdido algo de visión y también de su tono de voz, debido a las torturas. «Está muy, muy grave, está en peligro», declaró. La única vía de liberarlo y restablecer su rol cívico, que el régimen está hoy por hoy destruyendo, es que la comunidad internacional se involucre y se manifieste al respecto.

La última vez que alguien desapareció en Cuba durante al menos un mes, se trató de Orlando Zapata Tamayo, un prisionero político de conciencia reconocido por Amnistía Internacional, que fue dejado morir en 2010 tras una huelga de hambre de 80 días.

Otros cubanos fueron encarcelados junto a Ferrer, incluidos los activistas Roilán Zárraga Ferrer, José Pupo Chaveco y Fernando González Vaillant. Es importante que el mundo conozca sus nombres también. Pues no se trata del caso de una sola persona, sino de todos los que luchan por la libertad.

El regimen de La Habana no ha permitido a ningún organismo de monitoreo internacional evaluar las condiciones de las cárceles cubanas ni la presencia de tratos crueles e inhumanos a los reclusos.

Sobre Cuba Decide

Somos un movimiento de más de 60 organizaciones disidentes con miles de activistas que movilizan al pueblo cubano para convertirse en agentes de cambio, desafiar el plan de sucesión del régimen, y ejercer el derecho a elegir un nuevo futuro democrático.

Durante más de 60 años, la dictadura ha traído al pueblo cubano pobreza, miseria, violencia, represión y exilio. El momento de tomar el Camino a la Democracia es ahora.

La Fundacion para la Democracia Panamericana es una organización sin fines de lucro 501 (c)(3) y uno de los promotores principales de Cuba Decide.

Obtenga más información y únase a nuestro movimiento en cubadecide.org y únete a nuestras conversaciones en línea en Facebook.com/CubaDecide y en el Twitter de @CubaDecide usando la etiqueta #CubaDecide.

Para obtener más información, comuníquese con:
media@cubadecide.org 
001-305-209-5649

Foto – https://mma.prnewswire.com/media/1056454/Cuba_Decide_protests.jpg

Logo – https://mma.prnewswire.com/media/1056455/Cuba_Decide_Logo.jpg

Cuba Decide Official Logo (PRNewsfoto/Cuba Decide)

FUENTE Cuba Decide